27 jul. 2014

LOMO DE CERDO CON SALSA DE MOSTAZA Y MIEL


La salsa de mostaza y miel se realiza a nuestro gusto. Lo habitual es mezclar a partes iguales la mostaza y la miel, pero podemos variar las proporciones. Yo he puesto más mostaza y menos miel para que no esté tan dulce y predomine el sabor de la mostaza, y luego le he añadido mayonesa para que adquiera consistencia. Conviene una miel que no sea muy fuerte. Va muy bien con las carnes de cerdo y cordero. También sirve para untar en sándwich, echar sobre patatas fritas, etc....


Ingredientes:

  • 1 Kg. de lomo de cerdo en una pieza
  • Aceite de oliva
  • Pimienta molida 
  • Sal 
Ingredientes para la salsa:
  • Mostaza
  • Miel
  • Mayonesa(opcional)

Preparación:

Precalentar el horno a 200ºC. Embadurnar el lomo de cerdo con sal, pimienta y aceite de oliva.  Colocar el lomo en una fuente e introducir el lomo en el horno y dejarlo durante una hora aproximadamente (dependiendo del grosor del lomo), darle vueltas de vez en cuando y regarlo  con su jugo.
Cortar en filetes una vez enfriada la carne. 
Colocar en el plato los filetes, acompañar de la salsa de mostaza y miel y la guarnición que deseéis.
Esta vez la he acompañado de un aliño de judías verdes con pimiento de piquillo, pero se puede acompañar de pisto o cualquier otro aliño que os guste.

Preparación de la salsa:

Mezclar 4 cucharadas de mostaza con 2 cucharadas de miel y 1 cucharada de mayonesa.
La consistencia de la salsa dependerá de la mayonesa que le echéis.

23 jul. 2014

DORADA A LA SAL


Esta es una preparación clásica del Mediterráneo. Con ella el pescado no pierde nada de jugo yy conserva íntegro su sabor. Como sugerencia se puede acompañar de unos tomates que se pueden asar al tiempo de la dorada. También se puede acompañar de una salsa de yogur y alcaparras. Esta vez la he acompañado de mayonesa casera.

Ingredientes:
  • 1 dorada de kilo
  • 2 Kg. de sal gorda
  • Aceite de oliva

Preparación:

Limpiamos de tripas a dorada sin abrir el vientre, conservando las escamas y la cabeza. Úntala con aceite de oliva. Pon en una fuente de horno una capa de sal gorda y coloca encima la dorada. Cúbrela con más sal, salpicándola con un poco de agua y presionamos con las manos. Salpicando la superficie de la sal con un poco de agua se logra una costra un poco más dura, manteniendo sin embargo la sal seca por dentro.



Métela en el horno, previamente calentado a 220º. Respetar las proporciones: para un kilo de pescado, 30 minutos de cocción (por cada 1/2 kg más de pescado, 5-10 minutos más de cocción). Al terminar, la sal debe presentarse como una costra compacta. Retirar la bandeja del horno y saca rápidamente la dorada de la sal golpeando la costra hasta que se rompa, de esta forma quedarán enteras y la piel no se agarrará a la sal. Retira la piel del pescado y saca los filetes. Sirve el pescado en la fuente rodeado de la sal.