29 dic. 2013

TOCINO DE CIELO


Las primeras noticias del convento del Espíritu Santo de Jerez de la Frontera, son del año 1324, siendo las monjas de este convento quienes originariamente crearon este delicioso postre. El origen de los tocinos de cielo de Jerez está ligado al vino de la zona y al empleo masivo de claras de huevo usadas para su clarificación. Los capataces de las bodegas regalaban a las monjas las yemas que gastarían en los conventos. El tocino de cielo es uno de los postres más emblemáticos de la repostería española.


Ingredientes para 8-10 personas:
  • 10 yemas de huevo
  • 1 clara
  • 250 ml de agua
  • 250 g de azúcar
  • 1 ramita de canela
  • Corteza de limón

Preparación:

En un cazo, poner el azúcar con el agua, la canela y una tira de corteza de limón. Cocer hasta obtener un almíbar a punto de hebra floja ( tomar un poco entre los dedos índice y pulgar y observar que al separarlos ligeramente se forma un hilillo o hebra que se rompe enseguida, 102º).
Retirar del fuego y dejar enfriar.
Mientras tanto, en un bol, batir las yemas junto con la clara de huevo sin permitir que queden espumosas. Incorporar poco a poco el almíbar ya tibio. dejando un poco en el fondo del cazo. Bañar con caramelo el fondo y las pareces de un molde (que no sea el que nos venden ya preparado de bote).
Rellenar el molde con la mezcla anterior, la cual colaremos para retirar los grumos. 
Cocer al baño María en el horno, cuidando que no entre agua en el molde, a baja temperatura (160º aproximadamente). Verificar la cocción pinchando el tocino con una aguja larga para saber si está en su punto. 
Antes de desmoldar, deben reposar por lo menos durante toda una noche.
Se puede cortar en porciones y presentar en cápsulas.
Si os apetece adornar con nata montada y tomar con un vino dulce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario