2 abr. 2012

POTAJE DE VIGILIA

El español y cuaresmal potaje debió de nacer en el medioevo, cuando se extendió por España el consumo de bacalao en salazón. Desde el siglo XV fue tan frecuente en la despensa de conventos y abadías que llegó a tomar el nombre de abadejo. Si se hizo más popular que otros pescados fue sobre todo a que salado duraba años, y podía resistir largos viajes por tierra y mar. 
Las espinacas y el bacalao son dos de los ingredientes típicos de Semana Santa. Hoy los cocinamos juntos para preparar un rico portaje de vigilia con el cual es posible cumplir el precepto de abstinencia de comer carne en los días de la cuaresma. 


Ingredientes:
  • 300 grs de garbanzos
  • 200 grs de bacalao
  • Espinacas, un manojo (si son congeladas 200 grs.)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 rebanada de pan
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Sal 
  • Agua
  • 2 huevos cocidos (opcional)

Preparación:
La noche anterior se pone a remojar los garbanzos en agua templada con sal  y en otro recipiente el bacalao.
En una cazuela se echa aceite suficiente para que cubra el fondo y se fríen los ajos enteros y las rebanadas de pan. Se sacan a un recipiente y se tritura. (si se le echa una poquita de agua se tritura mejor). Reservar.
Se corta la cebolla a trocitos pequeños se echa en el aceite de haber frito el pan y los ajos y se dora. A continuación se agrega el pimentón y se le da unas vueltas procurando que no se queme. Se añade el agua necesaria para cocer los garbanzos y cuando esté templadita se añaden los garbanzos y el majado que tenemos reservado de ajos y pan. Cocemos hasta que los garbanzos estén tiernos (si es olla exprés 45 minutos y si es a fuego lento dos horas y media). Cuando estén tiernos se le añade el bacalao y las espinacas y se deja cocer hasta que estén hechos. El potaje se tiene que quedar con el caldo especito. 
Es costumbre acompañarlo de huevo cocido troceado por encima del plato.
Este potaje está mejor de un día para otro.

2 comentarios:

  1. Que bueno esta un potaje de estos y que pena que en mi casa solo se haga en semana santa. Interesante la entrada con la explicación del origen
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Esta buenísimo yo lo hago 1 vez al mes

    ResponderEliminar