5 abr. 2012

TORRIJAS AL AROMA DE AZAHAR

Anteriormente os di la receta de las "Torrijas a la sevillana", pero recientemente vi en un blog de "Blogs de cocina en Andalucía", al cual pertenezco, unas torrijas completamente diferentes a todas las que conocía hasta ahora. 
El porqué me han llamado la atención, porque tienen un ingrediente que me es muy familiar en esta época del año y es el azahar. En Sevilla y muchos de los pueblos de Andalucía en estas fechas nos inunda el olor a azahar de los naranjos de sus calles, y en el pueblo en el cual resido que está en la Vega del Guadalquivir además estoy rodeada de huertos de naranjos. A veces incluso la casa se impregna de perfume a azahar. ¿Cómo no iba a probar estas torrijas?. El resultado buenísimas aunque he hecho una pequeña variante en el enmelado.
Felicitaciones a su autor, Diego de 
http://diego-gevosrotos.blogspot.com.es/.

Ingredientes:
  • 1 paquete de pan de torrijas
  • 1 litro de leche entera
  • 1 naranja
  • 1 rama de canela
  • 100 grs de azúcar
  • 2 cucharadas soperas de aroma de azahar
  • Huevos para rebozar
  • Aceite de girasol
Para enmelar:
  • 500 grs de miel
  • Agua
  • 2 cucharadas de azúcar
Preparación:
Poner en un cazo la leche, la canela en rama y la cascara de naranja (sin la parte blanca). 
Llevar a ebullición y tener unos minutos para que se aromatice. 
Apartar, agregar el azúcar y el aroma de azahar, remover. Esperar a que se temple.
Empapamos las rebanadas y las colocamos en una bandeja a reposar 5 minutos, para que se empapen bien.
Preparamos el enmelado: en una cazo echamos la miel, el agua (mitad que de miel) y el azúcar. Se pone a cocer (sin que hierva)hasta que coja una consistencia intermedia entre miel y agua. Se retira del fuego y se deja enfriar hasta que este templada.
En una sartén ponemos abundante aceite de girasol y calentamos.
Batimos los huevos y le añadimos una poquita de agua para que no haga flecos en el aceite al freír la torrija.
Se pasan las rebanadas por el huevo y se van friendo en el aceite, no debe estar demasiado caliente.
Se fríen despacito.
Cuando están doraditas por los dos lados se sacan y escurren en papel de cocina para que suelten el aceite sobrante.
Se van  remojando en la miel y se colocan en una bandeja.
La miel sobrante se le echa por encima a las torrijas.

2 comentarios:

  1. Gracias Loli por tu referencia y felicitaciones. Me alegro que te hayan gustado las torrijas, en mi casa han volado, y las tengo que probar con tu variante en el enmelado
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, no solo no me importa si no que es un honor que una cocinera como tu hagas mención de mi cocina
      Un saludo

      Eliminar