10 ene. 2012

RISOTTO AI FUNGHI PORCINI


El origen del risotto se remonta al año 1574 en Milán.
Es uno de los platos preferidos de los toscanos.
Existen dos tipos de arroz para risotto: el arborio y el carnaroli. Para preparar cualquier risotto vegetariano siempre debemos utilizar el arroz arborio,arroz de grano redondo, poroso y muy rico en almidón. Para preparar cualquier risotto  que lleve carne debemos utilizar el carnaroli.
Un buen risotto siempre comienza y acaba con la misa materia grasa, es decir, si se comienza con mantequilla se termina con mantequilla.
Al preparar el risotto hay que remover los ingredientes con una espátula de madera y siempre muy lentamente, debe quedar mantecato (cremoso), legato (los granos separados pero unidos por la crema) y all'onda (suavemente extendido en el plato).
El risotto de esta receta lleva como ingrediente las setas llamadas funghi porcini, conocidas también como Hongo Blanco o Ceps. Son muy apreciadas por los italianos y suelen encontrarse desecadas.

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 grs de arroz arborio (si no es posible usaremos un arroz de grano redondo).
  • 80 grs de setas funghi porcini secas o 300 grs de setas variadas.
  • 1 cebolla mediana
  • 1 vaso de vino blanco
  • 60 grs de mantequilla
  • Caldo hecho con pastillas de caldo de carne y caldo de verduras a partes iguales (aproximadamente un litro, depende del tipo de arroz que utilicemos).
  • 50 grs de queso parmesano rallado.
  • Sal
Preparación:

Se ponen las setas cortadas a trocitos en agua caliente durante aproximadamente 20 minutos hasta  que se hidraten. Escurrir y reservar el agua para añadirla al caldo.
El paso anterior no es necesario si las setas son frescas, yo  he utilizado un paquete de setas variadas congeladas.
Se pone a calentar a fuego lento la mantequilla en una cazuela y se le añade la cebolla cortada a a trozos muy pequeños, se deja hasta que esté transparente. Se agrega el arroz y se mezcla bien para que se impregne de la mantequilla.
 Se añaden las setas y se remueve.
Se echa el vino y se deja hasta que se evapore. A continuación, se añade un cucharón de caldo caliente sin parar de remover. Cuando el arroz empieza a absorber el caldo se añade otro cucharón, y así sucesivamente hasta que el arroz esté en su punto.
Si no se hace así, el arroz no quedará cremoso. Se aparta sel fuego. Se le añade una cucharada de mantequilla, el queso y se remueve.
Comprobar de sal. el arroz tiene que quedar cremoso.
Acompañar con un buen vino, a ser posible italiano.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ana me alegro de que te haya gustado. Espero que sigas visitando mi blog y pruebes alguna receta más.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hoy lo hice muy sencilla la receta excellente el plato gracias

    ResponderEliminar
  3. buena receta, yo la he hecho sin vino y me ha quedado muy rico también, pero que pena...

    ResponderEliminar