5 feb. 2012

CHIPIRONES ESTOFADOS


Fusión del mar y la huerta.


El tamaño es la regla que diferencia a los calamares de los chipirones. La talla de un calamar estándar le concede una longitud de entre 30 y 50 cm, sin embargo, por encima y por debajo de estos límites, podemos encontrar ejemplares, pero no todos serán comestibles. Son numerosas las leyendas que hablan de calamares de monumentales dimensiones escondidos en las profundidades. La longitud máxima en los calamares gigantes hallados hasta ahora, ronda los 20 metros. En el otro lado, están los calamarcitos o chipirones, plenamente comestibles y muy apreciados. 
En esta receta el estofado  aporta un sabor muy peculiar a los delicisos chipirones. 


Ingredientes para 4 personas:
  • 1 Kg. de chipirones pequeños
  • 200 grs de guisantes
  • 1 cebolla 
  • 2 zanahorias 
  • 2 pimientos verdes
  • 3 patatas (opcional, sólo si no van acompañados de arroz)
  • 250 grs de salsa de tomate casera
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • Pimentón picante
Preparación:
Sofreír en aceite de oliva el pimiento, la cebolla y el ajo picaditos. La zanahoria a cuadritos, los gisantes y el laurel. 
Añadir los chipirones troceados, y las patatas a cuadritos (en esta ocasión no he añadido las patatas, porque los voy a acompañar de arroz). Incorporar un poco de pimentón picante y remover.
Rehogar unos minutos y regar con el vino; esperar a que se evapore. Salar. Añadir la salsa de tomate y dejar unos minutos para que se liguen los sabores y se haga la salsa.
Y listo...
Se puede acompañar con arroz blanco suprimiendo las patatas.

Nota: Los guisantes si son congelados, se agregarán al guiso 5 minutos antes de acabar la cocción. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario