27 dic. 2011

CHORIZO EN MANTECA

Aún recuerdo cuando de pequeña veía metida en el aparador del comedor la lata donde se encontraban los chorizos en manteca.
Hace tiempo que ya no los veo a la venta en ningún sitio, son más difíciles de encontrar. La vida actual cada vez es más reacia a las comidas que tengan demasiadas calorías, pero esta receta es entrañable y en la estación invernal en la cual nos encontramos, unas cuantas calorías de más tampoco vienen mal para el frío.


Ingredientes:
  • Manteca blanca de cerdo ibérico, la necesaria para cubrir los chorizos
  • Chorizos para guiso (que no estén demasiado curados, más bien frescos)
Preparación:
Colocar la manteca en una cazuela a fuego lento hasta que se derrita. Colocar los chorizos dentro de ésta, anteriormente se les habrá pinchado la piel  con un tenedor. Siempre a fuego lento dejar que los chorizos se hagan dentro de la manteca, aproximadamente 10 minutos.
La manteca cogerá un color rojo, manteca colorá.
En este paso se le retirará la posible espuma que se haya podido formar arriba de la manteca.


Echar en tarrinas o botes de cristal y dejar que se enfríen.


Se pueden conservar durante bastante tiempo.


Los he preparado en unas rebanadas de pan, a ser posible de pueblo y acompañados de unas aceitunas partías que yo misma había aliñado y que otro día os daré la receta.
Si se prefiere antes de servir se puede calentar un poquito el que se vaya a utilizar, en este caso la manteca se quedará derretida.
Cada cual que elija.

2 comentarios:

  1. Buenisima receta, ademas que me trae unos recuerdos de cuando yo era niño y siempre que venian mi tio Antonio y mi tia Pepita nos traian de Malaga una lata de chorizo en manteca colora, qui ricos y que bocadillos que me hacia y con la manteca sola tambien, uffff se me hace la boca agua, muchas gracias por la receta, un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la sencillez de esta receta, sin condimentos extra, simplemente la grasa y los chorizos, y la buena técnica de elaboración.
    Gracias por publicarla. Un beso.

    ResponderEliminar