8 dic. 2011

DULCE DE LECHE

Este dulce es típico argentino.
No es fácil conocer su origen pero existe una leyenda trasmitida por la tradición oral. Cuenta que en el año 1829, en la estancia La Caledonia se firmo el pacto de Cañuelas entre Juan Manuel de Rosas (jefe de las fuerzas federales) y el comandante del ejército unitario Juan Lavalle. Al llegar Lavalle al campamento cansado del viaje, decide recostarse en el catre donde usualmente descansaba Rosas. Cuando la criada a cargo de la lechada (leche caliente azucarada) para el mate descubre al enemigo dormido en el camastro de Rosas, asustada aviso a la guardia. Mientras tanto, la leche olvidada sobre el fuego se convirtió en la mezcla que hoy conocemos con el nombre de Dulce de Leche.
Se puede hacer de forma tradicional, usando leche, azúcar, bicarbonato sódico y esencia de vainilla; pero yo hoy os sugiero una forma más simple de hacerlo, con una lata de leche condensada.
Esta es una manera rápida de preparar dulce de leche casero.
Se pueden meter 2 o 3 botes a la vez. Dentro de la lata y sin abrir puede durar muchísimo tiempo.
Si vuestra cocina es de inducción meted la lata volcada y con una cuchara debajo de la lata pues así no se mueve la lata.


Ingredientes:
  • 1 lata de leche condensada. SIN ABRIR. Yo sugiero la marca "La Lechera", he probado con otras marcas y no sale igual la consistencia.
Preparación:
Hay dos formas de hacerla, la primera tenemos que ser más pacientes pues se mete la lata, SIN ABRIR, tendida en una olla con agua caliente que la cubra y la tenemos una hora y media cociendo, si se va gastando el agua se le añade más, pero siempre caliente.


La otra forma y más rápida es meterla, SIN ABRIR, en la olla exprés en agua caliente que no cubra por completo la lata.

Desde que silbe cuenta 30 minutos y transcurrido este tiempo déjala dentro de la olla hasta que se enfríe.
Recuerda NO SE PUEDE ABRIR LA LATA HASTA QUE SE ENFRÍE, pues con la presión que hay dentro de la lata podría saltarnos  y quemarnos.
Como veréis en la foto el dulce de leche que yo he hecho es para repostería o para comerlo tal cual, pues es bastante espeso.
Si lo queréis para otro tipo de recetas que tenga que estar menos espeso debéis dejar la lata 45 o 30 minutos.
Una vez frío se puede almacenar en frascos de vidrio con tapa y se puede guardar en el frigorífico.
Puede utilizarse para relleno de tartas o crepes, acompañar flanes o ensaladas de fruta o bien comerlo solo si se es muy goloso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario